Cáncer Testicular

cáncer testicular

¿QUÉ ES EL CÁNCER TESTICULAR?

El cáncer testicular es un cáncer que afecta a las células que constituyen los testículos. Por ello hay muchos tipos de cáncer testicular puesto que en los testículos encontramos una gran variedad de elementos celulares.

Hay dos grandes divisiones en función del tipo de célula que se ve afectada: tumores de células germinales (derivan de las células que evolucionan a espermatozoides) y tumores de células no germinales.

¿ES MUY FRECUENTE EL CÁNCER TESTICULAR?

No. Los tumores de testículo son tumores poco frecuentes y pueden representar del 1-2% de los tumores en la edad pediátrica y el 2% de los tumores del adulto.

¿EN RELACIÓN A LA CLASIFICACIÓN DE LOS TUMORES TESTICULARES, CÚALES SON LOS MÁS FRECUENTES?

Hay grandes diferencias puesto que el 90-95% de los tumores del testículo son tumores germinales. Dentro de este grupo, a la vez, encontramos varios subgrupos como son:

Seminoma: representa el 30-40% de los tumores testiculares.
Carcinoma de células embrionarias: aproximadamente constituye el 20% de los tumores testiculares. Un subtipo de este tumor es el tumor del saco vitelino que es el tumor más frecuente en lactantes y niños.
Teratoma: Aproximadamente un 5% de los tumores testiculares
Coriocarcinoma: de rara presentación.
Tumores mixtos: son tumores con varias asociaciones celulares.

Te Puede Interesar:
Evitar Cáncer de Próstata al eliminar una Proteína que lo Produce

¿EXISTE ALGUNA EDAD MÁS CARACTERÍSTICA PARA LA PRESENTACIÓN DE TUMORES TESTICULARES?

Sí. El predominio de mayor diagnóstico se sitúa entre los 20 y 40 años de edad. De cualquier manera, estos tipos de tumores pueden aparecer a cualquier edad.

¿PUEDE APARECER UN TUMOR TESTICULAR EN LOS DOS TESTÍCULOS?

Sí. Aunque la frecuencia es muy baja y suele ser del 1-2% de los casos. En estos casos se asocian en un porcentaje importante de casos a criporquidia uni-bilateral, es decir, cuando ha habido antecedentes de testículos que no han descendido a la bolsa escrotal en la infancia.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS QUE PRODUCEN UN TUMOR TESTICULAR?

La causa exacta se desconoce pero su origen se relaciona con múltiples factores tanto congénitos como adquiridos. Entre éstos los más destacados son:

La criptorquidia (testículo no descendido en la infancia): es probablemente una de las causas más claras con el cáncer de testículo. En estos casos, el tipo de tumor más frecuente es el seminoma

Causas adquiridas:
Administración de hormonas (estrógenos) durante el embarazo aumenta el riesgo de tumor testicular.
Los traumatismos y la atrofia testicular en relación a una infección pueden estar relacionados.

¿CÓMO SE PRESENTA GENERALMENTE UN TUMOR TESTICULAR?

En la mayoría de los casos, el paciente nota un “bulto” en el testículo que no produce ninguna sintomatología.

También pueden aparecer otros síntomas como son pesadez en la zona, sensación rara de ocupación en el testículo.

El crecimiento del testículo se produce de manera lenta por lo que muchos pacientes acuden después de unos meses de evolución desde el comienzo del cuadro.

En otros casos, aunque no frecuente, el dolor agudo testicular puede ser el inicio del cuadro.

¿QUÉ OTROS DIAGNÓSTICOS DEBEN HACERSE Y PUEDEN SIMULAR UN TUMOR DE TESTÍCULO?

Hay muchos. El urólogo deberá hacer un diagnóstico diferencial con muchas entidades como son:

La torsión testicular y la epididimitis si hay dolor asociado de gran intensidad. En estos casos, la clínica y la ecografía permitirán hacer un diagnóstico rápido.

Otras situaciones que pueden plantear dudas son el hidrocele que es una acumulación benigna de líquido; el varicocele, que es una dilatación benigna de las venas del testículo.

De todas formas, a través de las múltiples pruebas diagnósticas tanto de laboratorio como radiológicas, el urólogo podrá dar un diagnótico certero en la mayoría de los casos.

¿QUÉ PRUEBAS DIAGNÓSTICAS DEBEN REALIZARSE PARA LLEGAR A UN DIAGNÓSTICO SEGURO?

Aparte de la clínica, la ecografía testicular aportará una información valiosa sobre la masa testicular y para hacer el diagnóstico diferencial con las diferentes enfermedades que pueden afectar al testículo.

Los tumores testiculares pueden producir una serie de sustancias en sangre que se denominan marcadores tumorales y ayudan al urólogo para confirmar o descartar la presencia o no de un cáncer de testículo.

Estos marcadores son la alfa-fetoproteína, la gonadotropina coriónica humana (ßHCG), y según su elevación por encima de niveles normales guiarán al urólogo hacia un tipo de tumor testicular determinado.

¿QUÉ OTRAS PRUEBAS ME PUEDEN REALIZAR SI SE DIAGNOSTICA UN CÁNCER DE TESTÍCULO?

Seguramente, le solicitarán una radiografía de tórax y un TAC o scánner torácico y abdominal para evaluar el grado de extensión de su tumor.

¿QUÉ TRATAMIENTO TIENE EL CÁNCER DE TESTÍCULO?

En primer lugar, y dado que existen muchos tipos, los tratamientos variarán en función del tipo de tumor.

Lo primero a realizar es una orquiectomía por vía inguinal, es decir, que se debe extirpar el testículo y parte del cordón espermático. Con ello se elimina la masa tumoral y se puede estudiar el tipo de tumor.

En segundo lugar, y en función del tipo de tumor y de su extensión se procederá a un tratamiento específico. A modo de ejemplo, los seminomas son muy radiosensibles, es decir, que responden bien a la radioterapia mientras que el resto son relativamente radiorresistentes.

Los tumores no seminomatosos responderán a la quimioterapia. También y dado lo complejo de los tratamientos y dependiendo de múltiples factores se procederá a linfadenectomía retroperitoneal que tendrá por finalidad la eliminación máxima de ganglios afectos por el tumor.

En muchos casos, se realizará cirugía y se aplicarán varios ciclos de quimioterapia y/o radioterapia. En todas estas situaciones quién podrá aconsejarle de la mejor manera será su urólogo y oncólogo.

¿QUÉ PRONÓSTICO TIENE EL CÁNCER DE TESTÍCULO?

Por lo general, es un tumor con un buen pronóstico debido al éxito de los tratamientos que combinan la cirugía, radioterapia y quimioterapia. Todo ello dependerá del tipo de tumor y del grado de avance que presenta en el momento del diagnóstico.

Compartir
Artículo anteriorCáncer de Vejiga