Hiperplasia Benigna de Próstata

 ¿QUÉ ES LO QUE PRODUCE ESTE CRECIMIENTO DE LA PRÓSTATA EN TODOS LOS HOMBRES A MEDIDA QUE ENVEJECEN?

La HBP es un crecimiento anormal de la próstata que comúnmente afecta sólo a dos especies: el hombre y el perro. Aunque el desorden es casi universal entre los hombres viejos, la patogénesis de este proceso está pobremente comprendida.

Todavía sigue siendo un misterio por qué tantas otras especies, como los toros, los caballos, los gatos, y los roedores, se encuentran esencialmente libres de crecimiento anómalo de la próstata, dada que estos animales comparten gran parte de nuestro medio ambiente.

Hoy en día nadie pone en duda que la hiperplasia prostática benigna es un proceso con una etiología multifactorial, donde la edad y las hormonas desempeñan un papel fundamental en el crecimiento anómalo de los diferentes componentes celulares normales que componen la glándula prostática.

¿POR QUÉ HAY HOMBRES QUE TIENEN PROBLEMAS CON LA PRÓSTATA Y OTROS NO?

Todos los hombres que vivan bastante desarrollarán un hiperplasia benigna de próstata microscópica (se puede estudiar mediante el análisis de microscopio), pero sólo un 50% tendrán una hiperplasia macroscópica (es decir que el tamaño de la próstata estará realmente aumentado). De este último 50%, aproximadamente un 50% de ellos tendrán problemas clínicos identificables.

¿CUÁL ES LA PRINCIPAL CAUSA DE QUE LA PRÓSTATA PRODUZCA LOS PROBLEMAS EN EL VARÓN MAYOR DE 50 AÑOS?

La principal causa es causada por la obstrucción que produce esa próstata aumentada de tamaño a la salida de la orina de la vejiga. En una fase temprana del proceso el paciente por lo general presenta muy pocos síntomas dado que la vejiga aún es capaz de compensar el aumento de la resistencia al flujo urinario.

Sin embargo, a medida que avanza la obstrucción se instala una constelación de síntomas conocidos  genéricamente con el nombre de “prostatismo” causados por síntomas obstructivos.

Estos síntomas son muy conocidos por muchos hombres de edad y son los que en muchas ocasiones hacen que el paciente acuda a la consulta: dificultad y retraso en el inicio de la micción, disminución del calibre y fuerza del chorro miccional, micción intermitente o prolongada, goteo postmiccional, sensación de vaciamiento incompleto, retención urinaria, incontinencia por rebosamiento. La mayoría de estos efectos se deben a que la uretra se estrecha, por lo que hay que hacer más fuerza para orinar.

La obstrucción se asocia con una disminución de la distensibilidad vesical. Todos estos cambios se combinan para provocar la aparición de los síntomas irritativos que a menudo preocupan más a los pacientes: la disminución de la capacidad funcional de la vejiga y la aparición resultante de polaquiuria, urgencia, nicturia e incontinencia con urgencia. Los síntomas irritativos suelen ser el reflejo de contracciones involuntarias de la vejiga.

¿POR QUÉ HAY HOMBRES CON PRÓSTATAS GRANDES QUE NO TIENEN SÍNTOMAS Y OTROS CON PRÓSTATAS PEQUEÑAS QUE SE QUEJAN MUCHO?

El tamaño de la próstata no determina la severidad de la obstrucción de la vejiga o la HBP clínica. Además, la simple reducción del tamaño de la próstata no implica necesariamente la mejoría sintomática de los hombres con HBP.

Igualmente cualquier manera todo aquello que reduzca el tamaño de la próstata será de gran ayuda para el alivio de la sintomatología del paciente. Todo ello se produce porque depende de la capacidad de adaptación que tenga la vejiga a luchar contra la obstrucción que se supone es la próstata.

¿PUEDE AFECTAR A LOS RIÑONES EL TENER PRÓSTATA?

Sí, en algunos casos, puesto que no se vacía bien la vejiga, se acumula orina en la vejiga e indirectamente se pueden afectar los riñones por no poder eliminar adecuadamente toda la orina.

¿HAY MÁS PROBABILIDAD DE TENER INFECCIONES?

También, porque al no evacuar adecuadamente la orina de la vejiga, se favorece la proliferación de gérmenes que están en la orina y por tanto de tener una infección.

¿SANGRAR POR LA ORINA (HEMATURIA) PUEDE SER CAUSADO POR LA PRÓSTATA?

Evidentemente. Todo paciente mayor de 50 años que acude a urgencias con un sangrado por la orina deberá ser estudiado para descartar que no es una hiperplasia benigna de próstata. También hay otras causas importantes de hematuria como son el cáncer de próstata, las litiasis, los tumores de vejiga,…

¿TODOS LOS HOMBRES MAYORES DE 50 AÑOS TIENEN QUE HACERSE CHEQUEOS PROSTÁTICOS?

Suele ser aconsejable. Porque de esta forma se estudia si tiene sintomatología de hiperplasia benigna de próstata.

¿TODOS LOS PACIENTES CON HIPERPLASIA BENIGNA DE PRÓSTATA NECESITAN TRATAMIENTO?

No necesariamente. Muchos pacientes son evaluados en consulta y su nivel de sintomatología es muy bajo por lo que en este período no necesitarán obligatoriamente tratamientos. A medida que su sintomatología progresa se evaluará la necesidad de tratamiento.

¿QUÉ ES UNA RETENCIÓN AGUDA DE ORINA?

Es la situación que se produce cuando existe imposibilidad de orinar a pesar de tener la vejiga llena de orina. Se produce sobre todo debido a un problema de la próstata que llega a “taponar” la uretra impidiendo la salida de la orina.

El tratamiento es el sondaje del paciente dejando la sonda para evitar que vuelva a padecer la misma situación.

¿ESTÁ LA PRÓSTATA RELACIONADA CON LA POTENCIA SEXUAL?

La próstata es un órgano que produce algunas de las sustancias que hay en el semen pero no tiene relación con el deseo sexual o con la falta adecuada de erección.

¿CUÁLES SON LAS PRUEBAS DIAGNÓSTICAS FUNDAMENTALES PARA ESTUDIAR UN PACIENTE CON PADECIMIENTO DE PRÓSTATA?

Una evaluación mínima es recomendable en todo varón mayor de 50 años con o sin sintomatología de prostatismo. Las pruebas básicas incluyen un análisis de sangre que incluya el antígeno prostático específico y/o una ecografía del aparato urinario y/o un tacto rectal.

¿EN LA HISTORIA CLÍNICA, CUÁLES SON LAS PREGUNTAS FUNDAMENTALES?

Aparte de una historia clínica que le pregunte por sus antecedentes familiares y las enfermedades más significativas que usted ha padecido se le hará una serie de preguntas relacionadas con tener aumentada la próstata.

No olvide que el crecimiento de la próstata produce un estrechamiento de la uretra y por tanto una dificultad al vaciamiento de la orina de la vejiga. Esto va a causar una serie de síntomas tanto obstructivos como irritativos que antes hemos comentado.

¿QUÉ NOS PUEDE INDICAR EL ANÁLISIS DE SANGRE?

Fundamentalmente nos indicará sus niveles de PSA (antígeno prostático específico) y su estado general. También nos indica de una forma indirecta problemas relacionados con la función de sus riñones en relación con la dificultad de orinar por la vejiga por un crecimiento prostático.

¿PARA QUÉ SIRVE LA ECOGRAFÍA?

La ecografía es una prueba radiológica que a través de los ultrasonidos permite ver la anatomía de los riñones, vejiga y próstata. También nos indica el tamaño de estos órganos y las anormalidades que pudieran presentar.

¿QUÉ DIFERENCIAS HAY ENTRE LA ECOGRAFÍA ABDOMINAL Y LA ECOGRAFÍA TRANSRECTAL?

La ecografía abdominal se realiza a través del abdomen por lo que es totalmente indolora. Permite ver los riñones, vejiga y próstata.

La ecografía transrectal se realiza a través de la introducción en el recto de un aparato y permite únicamente ver la próstata aunque con más detalle que la abdominal. También la transrectal permite realizar biopsias de la próstata si fuera necesario.

¿QUÉ OTRAS PRUEBAS ME PUEDE PEDIR EL URÓLOGO?

Las pruebas que hemos comentado anteriormente, en algunas ocasiones, no aportan toda la información deseada por lo que el urólogo puede solicitar algunas pruebas adicionales para completar la información.

Estas pruebas pueden ser una flujometría, una urografía intravenosa, una biopsia de próstata o una cistoscopia. La mayoría de estas pruebas no causan molestias y se realizan de forma ambulatoria.

¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE UNA FLUJOMETRÍA?

Una flujometría es una prueba que consiste en hacerle orinar en un recipiente que está conectado a un aparato que mide la cantidad de orina que expulsa durante un tiempo. En resumen, esta prueba indica la velocidad y fuerza con que sale la orina.

Lo normal es que la orina salga rápida y con cantidad, pero si usted tiene un problema prostático que impide que esa orina salga normal, se apreciará que sale menos cantidad y más despacio. Esta prueba es muy sencilla de realizar.

¿QUÉ ES LA UROGRAFÍA INTRAVENOSA Y PARA QUÉ SIRVE?

La urografía intravenosa es una prueba radiológica que consiste en la introducción de un contraste en una vena del brazo que a través de la circulación sanguínea llega a los riñones y se elimina por ellos. De esta forma se dibujan los riñones, la vejiga y la silueta prostática.

En algunas ocasiones se solicita en el paciente prostático cuando dice que ha orinado sangre o cuando existen dudas sobre otras enfermedades urológicas.

Esta prueba permite detectar el agrandamiento prostático y si tiene repercusión sobre la vejiga y en algunas ocasiones la repercusión que tiene sobre los riñones.

¿QUÉ ES UNA BIOPSIA DE PRÓSTATA Y PARA QUÉ SIRVE?

El algunos casos, el diagnóstico de crecimiento benigno de próstata es complicado dependiendo si el PSA está aumentado o si el tacto rectal es anómalo. Ante cualquier duda lo aconsejable es realizar una biopsia de próstata.

Se hace a través de un ecógrafo transrectal donde se introduce una aguja de biopsia para tomar muestras de tejido prostático. Dado que la próstata tiene dos lóbulos se toman muestras de ambos lóbulos.

Es una prueba un poco molesta pero se puede usted marchar a casa si no hay ninguna complicación que por lo general son infrecuentes.

¿QUÉ ES UNA CISTOSCOPIA Y PARA QUÉ SIRVE?

Una cistoscopia es una prueba que consiste en la introducción de un aparato (cistoscopio) por la uretra para llegar a la vejiga y poder ver directamente cómo está esa vejiga. Durante la introducción se puede a su vez visualizar la uretra y la zona de la próstata que está en contacto con la uretra.

También se puede apreciar si la próstata ha aumentado mucho de tamaño ver ese crecimiento puesto que en lugar de ver un orificio simple se verán los lóbulos de la próstata rellenando ese orificio.

Esta prueba es mínimamente molesta pero fundamental cuando existen sospechas de otras enfermedades de la vejiga para descartar estos procesos.

TRATAMIENTO MÉDICO Y QUIRÚRGICO DE LA HIPERPLASIA BENIGNA DE PRÓSTATA

Hay varios tratamientos que dependen fundamentalmente de la sintomatología que padece el paciente, la edad, el tiempo de evolución, las enfermedades concomitantes, etc… En principio hay dos opciones básicas de tratamiento: el tratamiento medicamentoso y la cirugía.

El tratamiento quirúrgico de la HBP queda en segunda opción cuando el tratamiento con medicamentos no ha aliviado suficientemente los síntomas o cuando la sintomatología del paciente le impide realizar un vida casi normal.

Doctor Víctor Severo Hernández Valdés.
Especialista en próstata, sistema urinario, uretra, litiasis renal, andrología.