Cálculo de Ácido Úrico o Cálculo Úrico

Cálculo de ácido úrico

El ácido úrico es uno de las principales componentes de la orina. La orina demasiado ácida favorece su precipitación y cristalización y por el contrario, una orina alcalina induce a su disolución.

El ácido úrico es el producto final del metabolismo proteico, por lo tanto, un excesivo consumo de alimentos con gran carga proteica induce a la formación de estos cálculos.

También se producen cálculos de ácido úrico como consecuencia de algunas enfermedades como la gota o por acción de ciertos medicamentos como los utilizados en la quimioterapia.

Los cálculos de ácido úrico constituyen el 28%, de la totalidad, pero dicha proporción se encuentra en aumento debido a un progresivo incremento en el consumo de alimentos con fuerte contenido proteico.

Muchos de estos cálculos pueden llegar a disolverse al alcalinizar la orina mediante una intensa ingesta líquida y la acción de medicamentos como el bicarbonato, pero en casos extremos, el exceso de ácido úrico puede llegar a paralizar el funcionamiento de los riñones al cristalizar masivamente dentro de los túbulos renales. Un 3% de los pacientes afectos de insuficiencia renal han sufrido una nefropatía intersticial úrica.

Te Puede Interesar:
Quistes Renales

Actualmente esta enfermedad puede controlarse con gran efectividad, pero los pacientes afectos deberán llevar un control periódico de por vida.

¿Cómo pude evitarse la formación de un cálculo de ácido úrico?

Además de las normas dietéticas específicas y el tratamiento médico oportuno, existen unas normas generales de gran utilidad, que por si solas pueden ser suficientes para evitar la recidiva del cálculo:

1. Mantener una ingesta líquida suficiente.- En la litiasis úrica ésta es una medida fundamental. La ingesta líquida diaria no debe ser nunca inferior a los 2 litros. Ello se debe a que la diuresis (cantidad de orina emitida cada día) superior a dos litros tiende a elevar el pH urinario con lo que se facilita la disolución del ácido úrico.

2. Regular el consumo de sal, especies y condimentos.- Su consumo excesivo puede generar orina concentrada y ácida, con el consiguiente peligro de precipitación de las sales de ácido úrico.

3. Llevar una vida ordenada.- La fatiga, un escaso descanso nocturno, el estrés, los abusos de café, tabaco y bebidas alcohólicas, son factores predisponentes para la formación de estos cálculos.

Doctor Víctor Severo Hernández Valdés.
Especialista en próstata, sistema urinario, uretra, litiasis renal, andrología.