Cálculos de Oxalato Cálcico – Cómo Prevenirlos

oxalato cálcico

Oxalato Cálcico

La orina demasiado ácida (escasa ingesta líquida) o demasiado alcalina (por ejemplo: al consumir un exceso de productos lácteos) sufre una inestabilidad de sus componentes, los cuales tienden a combinarse entre sí ocasionando su cristalización (“arenillas”) y el posterior crecimiento del cálculo.

Cuando existe un exceso de ácido oxálico y/o calcio en la orina, las dos sustancias tienden, en las condiciones antes referidas, a combinarse entre sí formando los cristales de oxalato cálcico, precursores del cálculo.

El ácido oxálico se encuentra en abundancia en una serie de alimentos, y su consumo excesivo comporta un incremento de dicha sustancia en la orina.

Un exceso de calcio en la orina se produce en ciertos trastornos metabólicos, sin tener tanta dependencia de la dieta.

Te Puede Interesar:
Cálculos de Fosfato – Todo lo que Quieres Saber

También pueden formarse cálculos de oxalato cálcico cuando existen lesiones congénitas del riñón, produciéndose la calcificación de los tejidos dañados, dando lugar al núcleo del futuro cálculo.

En España existen 1.800.000 personas que sufren o han sufrido cálculos renales. Los cálculos de oxalato cálcico constituyen el 65%, por lo que son los más frecuentes.

La mayoría de ellos son expulsados, unas 20.000 personas son tratadas con litotricia o intervenidas, cada año.

Los cálculos de oxalato cálcico pueden reproducirse antes de haber transcurrido 4 años, por lo que es muy conveniente estudiar la causa y aplicar las normas dietéticas y el tratamiento oportuno.

¿Cómo prevenir un cálculo de oxalato de calcio?

Además de las normas dietéticas específicas y el tratamiento médico oportuno, existen unas normas generales de gran utilidad, que por si solas pueden ser suficientes para evitar la recidiva del cálculo:

1. Mantener una ingesta líquida suficiente.- Es una medida fundamental. Una persona de 70 Kg de peso debe consumir entre 1.500 a 2.000 cc. de agua al día (de 6 a 8 vasos), aparte del líquido que lleven los alimentos.

2. Regular el consumo de sal, especies y condimentos.- Su consumo excesivo puede generar orina concentrada con el consiguiente peligro de precipitación de sales minerales en ellas existentes.

3. Llevar una vida ordenada.- La fatiga, un escaso descanso nocturno, el estrés, los abusos de café, tabaco y bebidas alcohólicas, son factores predisponentes para la formación de cálculos.

Doctor Víctor Severo Hernández Valdés.
Especialista en próstata, sistema urinario, uretra, litiasis renal, andrología.